jueves, 12 de noviembre de 2009

Decálogos de marca personal

Hace unos meses oí hablar, por primera vez, del concepto de marca personal, un nombre atractivo y una idea que, a priori, me interesa, en el que quisiera profundizar (lo que seguro que genera algunas entradas en este blog) y que, aparentemente, apuntala ese fenómeno de la individualización y autoafirmación que, paradójicamente, acompaña al hiperconectado, colaborativo y plano mundo de la Web 2.0.

Para abrir boca me viene bien apuntar la recopilación de dos decálogos para la construcción de marca personal que recoge Juanma Roca, en su último libro "Revolución LinkedIn", el cual tendré ocasión de comentar próximamente.

El primer decálogo lo publicó Dan Schawbel en 2008 y nos recomienda lo siguiente:
  • Convertirse en un activo indispensable tanto para los colegas de trabajo como para los clientes dentro de esa red de contactos.
  • Posicionarse a uno mismo como la persona adecuada a la cual dirigirse y, por tanto, con la que contactar.
  • Generar autoconfianza en uno mismo.
  • Centrarse en el valor social, no en el valor monetario.
  • Construir listas de contactos antes de que se necesite contactar con ellos
  • Extender y publicitar esa marca personal en diferentes foros.
  • Convertirse en alguien tan reconocido que hasta quien no conoce a esa persona hable de ella.
  • Hacer tan visible esa marca que nadie se olvide de ella y nadie pueda evitarla.
  • Ser un creador o productor de contenido , no sólo un simple consumidor de éste.
  • Tener mentalidad abierta y de generación de una amplia red de conexiones.
El segundo es obra de Meg Guiseppi y aconseja:
  • Autogooglearse a uno mismo, esto es, buscarse a uno mismo en Google.
  • Colocar en las alertas de Google el nombre de uno mismo para estar al tanto de todo lo que surge en la red alrededor de esa persona.
  • Comprar el dominio "minombre.com"
  • Crear una seña de identidad o marca propia para tu correo electrónico , postal o lo que sea.
  • Unirse a las principales redes comenzando por Facebook, LinkedIn y Twitter.
  • Comenzar a bloguear.
  • Lanzar una página web propia.
  • Escribir reseñas de libros para Amazon, Barnes and Noble...
  • Introducirse en asociaciones profesionales.
  • Compartir el propio conocimiento y experiencia en diferentes foros.
El primero es mas filosófico y de fondo, el segundo más práctico y tecnológico...pero entre los dos nos empiezan a dar una idea, no solo de cómo conseguir esa marca personal sino, también, de en qué puede consistir ese concepto.