lunes, 20 de junio de 2016

Tres cosas que hay que hacer de forma diferente en el mundo de Internet de las Cosas

Cuando Steve Case, quien fuera presidente de AOL Time Warner, nos habla de la tercera ola de Internet en su libro, que se titula precisamente 'The Third Wave', se refiere, fundamentalmente, a la llegada de Internet de las Cosas o al concepto más general de Internet de Todo (Internet of Everything).

Para esta nueva era de Internet, este antiguo emprendedor de éxito, habla de tres cosas fundamentales que deben hacerse de forma diferente, tres cosas que en el idioma original del libro, el Inglés, constituyen tres Ps.

Son estas:

  • Socios ('Partnership'): los emprendedores deberán ser capaces de construir relaciones y sociedades y de ser capaces de tener influencia en diferentes decisores.

  • Políticas ('Policy'): Case entiende que las industrias en que se va a mover este nuevo Internet, van a estar fuertemente regulados y con gran peso de la acción gubernamental. En ese sentido, los emprendedores de esta nueva Internet deben ser capaces de entender perfectamente y moverse con facilidad en estos entornos regulatorios.

  • Perseverancia ('Perseverance'): una característica que siempre se ha atribuido a emprendedores e innovadores, pero Case piensa que la necesidad de esta característica se va a agudizar por la gran cantidad de problemas que pueden surgir en hardware, software, cadenas de suministro, logística, etc. Los nuevos emprendedores, según el pensamiento de Steve Case, deben perseguir nuevas ideas con un sentimiento de urgencia pero, al tiempo, de forma metódica y diplomática.

No se trata, creo, de características muy sorprendentes, 

Quizá resulte más diferencial el peso que Steve Case concede a la acción gubernamental (hecho en el que incide más adelante en el mismo libro) y, por lo tanto, la necesidad de moverse con facilidad en entornos regulados. No es quizá, esa regulación, el atributo que en general atribuimos a mercados innovadores y disruptivos.

De la necesidad de ser capaz de formar alianzas y, sobre todo, de la necesidad de perseverancia creo que nadie duda. Y no sólo para la nueva ola de Internet, sino casi que para el éxito en cualquier e innovación, casi, casi, en cualquier negocio...