viernes, 27 de marzo de 2009

Marketing social

Ha sido una reciente y audaz oferta de Telefónica que ha obtenido amplio seguimiento y difusión: el descuento del 50% en la factura telefónica para personas en paro. Una propuesta que se integra en un paquete de ofertas orientadas a la fidelización de colectivos con dificultades en los tiempos de crisis que nos aquejan.

Una jugada genial porque con un coste mucho menor del que puede suponerse, tal y como reconoce la propia operadora, logra por un lado fidelizar a grupos de clientes que de otra manera se podrían perder con facilidad y, por otro, una enorme repercusión mediática y, sobre todo, un importante impulso a nivel de imagen como compañía con inquietudes sociales.

Probablemente esta oferta sea contrarrestada en breve por otras ofertas de sus competidores. Quizá, también, sea imitada en otros sectores. El entorno de grave crisis económica en que nos movemos, puede ver el nacimiento de un tipo de marketing y unas estrategias comerciales que pongan el foco en ese comportamiento social, en ese lado humano, en esa cercanía a los problemas de los clientes.

Podemos estar asistiendo al nacimiento del marketing social.