lunes, 23 de enero de 2017

Siempre en movimiento



En algunos contextos ya nos hemos acostumbrado.

No nos sorprende ya que Windows se actualice constantemente y que, como el popular sistema operativo, muchos de los programas o aplicaciones que tenemos instaladas en nuestros ordenadores, en nuestras tablets o en nuestros smartphones, se actualicen casi automáticamente con nuevas versiones.

No nos sorprende, evidentemente, que las aplicaciones web evolucionen. No nos sorprende tampoco que las redes sociales como Facebook, LinkedIn o Twitter introduzcan nuevas funciones con cierta continuidad.

Tampoco nos parece extraño ya el ritmo al que avanzan y se modernizan los smartphones, o al que crece el ancho de banda de nuestra conexión a Internet.

La tecnología avanza y las actualizaciones tienen cada vez un carácter más continuo, especialmente cuando se trata de software.

Y esta no es una situación momentánea. Cuando Kevin Kelly en su libro 'The inevitable' identifica las fuerzas tecnológicas que configurarán el futuro, la primera que trae a colación es la que denomina 'becoming' y que lo que refleja es ese proceso continuo de avanzar, de cambiar, de estar en camino hacia un algo móvil.

Y, así, nos dice:
Technological life in the future will be a series of endless upgrades

La tecnología, y nuestra vida con ella, será (ya es en gran medida), una evolución, una actualización continua.

Eso parece positivo en el sentido de ser un avance que no cesa y, esperemos, una mejora continua. Sin embargo, pone tensión en nosotros, los limitados humanos, porque, entre otras cosas y como reconoce el propio Kelly:

Endless Newbie is the new default for everyone, no matter your age or your experience

Es decir, la tecnologías evolucionan... y nosotros deberemos ponernos constantemente al día. Seremos siempre unos aprendices independientemente de la edad y la experiencia. La alerta y el interés y capacidad para el aprendizaje parecen cualidades ineludibles para tener éxito, casi para simplemente adaptarnos, en este nuevo entorno. Dífil para todos, pero muy especialmente para las personas que van tendiendo años, que van envejeciendo...

Es a un tiempo, pues, motivador e intimidante. Pero Kevin Kelly es tecno-optimista, así que nos ofrece una perspectiva inspiradora y nos augura que lo mejor aún está por venir.

The things we will make will be constantly relentlessly becoming something else. And the coolest stuff of all has not been invented yet.

Lo mejor está por venir...pero debemos prepararnos para ello. Estemos alerta, interactuemos, leamos, aprendamos... continuamente...