sábado, 31 de enero de 2009

Apostando sobre el futuro de Twitter y el microblogging

No sé quién inventó esa irónica frase, tan certera, que decía algo así como que 'Hacer predicciones es difícil...especialmente si son a futuro'. Si a esto le añadimos que estamos hablando de un servicio tecnológico emergente y una predicción sobre mercados y estrategias empresariales tendremos un dibujo de casi total incertidumbre... Pero esto no es una predicción. El objetivo es mucho más modesto. Se trata, simplemente, de una apuesta. No tengo datos suficientes y ni siquiera conozco ni el el servicio ni el fenómeno en profundidad. Sólo dispongo de mi intuición y algún dato superficial. Pero voy a hacer juego...

Desde que conocí lo que es Twitter y el fenomeno del microblogging me ha admirado que ambas cosas gocen del éxito que tienen en la actualidad. No acabo de entender ni su interés ni su valor añadido...ni el modelo de negocio que puede haber detrás. Sin embargo, y aunque tengo la sospecha de que se trata más de una moda que de un servicio realmente interesante y consolidado, estoy dispuesto a admitir que existe algo en este servicio capaz de enamorar a los habitantes del ciberespacio, capaz de ofrecer un valor y que, además, es posible que una empresa explote este servicio obteniendo beneficios con ello. No entiendo muy bien cómo ni por qué, pero estoy dispuesto a admitirlo.

Sin embargo, hace unos días observé que Facebook ofrece dentro de sus funcionalidades algo muy similar al microblogging y me empecé a preguntar si es posible la existencia de un servicio o empresa que sólo ofrezca el microblogging. He leído que se están estudiando nuevas e insospechadas aplicaciones de este servicio. No sé, tal vez en esas nuevas aplicaciones, en una eventual 'killer application' esté la respuesta y el futuro del microblogging. Pero mi jugada, la casilla de la ruleta que elijo para esta apuesta, no es esa.

Mi apuesta va por el camino de la integración o la desaparición, tanto pensando el el servicio de microblogging en general, como en empresas, típicamente Twitter, que lo soportan. Si el microblogging no fuese más que una moda, si no fuese capaz de generar beneficios o de encontrar los servicios de valor añadido, no existiría más camino que la desaparición. Pero si es un servicio interesante funcional y económicamente, creo que su futuro pasa por la integración. No creo que una empresa como Twitter dedicada en exclusiva al microblogging pueda competir con gigantes que ofrezcan eso y más. No me parece el microblogging un servicio complejo técnicamente, todo lo contrario. Por tanto, los eventuales elementos diferenciales actuales de Twitter son fácilmente imitables y, por lo mismo, su ventaja competitiva débil. Gigantes como Facebook o, pongamos por caso, Google, creo que serían capaces de, en plazos cortos, poner en marcha un servicio de microblogging similar al de Twitter, servicio que podrían combinar con los de red social en el caso de Facebook o con la búsqueda, blogs y todo tipo de aplicaciones que ya ofrece Google. Ambas empresas citadas como ejemplo, Facebook y Google, tienen además, un reconocimiento de marca que entiendo igual o superior al de Twitter.

Así las cosas, y a pesar de su éxito actual, creo que en el futuro de Twitter hay más sombras que luces y que el simpático pajarito azul debe andar más bien de cabeza. No me extrañaría que Twitter desapareciese, ya fuese por muerte debida al desinterés del servicio o a la presión de los competidores (desaparición), o ya fuese por compra de la empresa por parte de algún gigante de los citados o algún otro (integración). Otra opción sería que Twitter se reinventase para ser algo más que una empresa de microblogging, otra forma de integración, aunque, según el camino que eligiese, la competencia podría ser muy, muy dura...y llevar igualmente a la desaparición por extinción, fusión o adquisición.

Desaparición o integración. Esa es la apuesta.

No va más. Ya la bolita rueda por la ruleta.

(Tomado de La vida de color azul donde fué publicado el 6-Enero-2009)