miércoles, 16 de septiembre de 2020

¿Qué es un robot social?

En los posts de las últimas semanas con frecuencia he mencionado los robots sociales, un tema por el que he empezado a interesarme como una ampliación del interés en robótica e inteligencia artificial en general, y sobre las interfaces entre humanos y robots en particular. 


Pero ¿qué es exactamente un robot social? No sé si podré contestarlo tan exactamente, pero al menos en este artículo voy a recoger alguna definición y alguna idea complementaria, basándome en los primeros capítulos del libro 'Social robots: Technological, Societal and Ethical Aspectos of Human-Robot Interaction', un libro coral compuesto por muchos artículos de investigación sobre la materia y editado por Oliver Korn.


Nada más empezar, ya en la introducción, el propio Oliver Korn nos introduce el término de la siguiente forma:


Social robots are robots which cannot only do services for us but also communicate


Una definición muy sencilla, pero no estoy seguro que sea del todo afortunada. Es cierto que los robots sociales tienen como característica esencial que se comunican con los humanos, que se comunican además en general de una forma muy natural (parecería extraño que a un ente al que se le califica de social no exhibiera esa capacidad). Pero me parece que se queda corta. 


Así, por ejemplo, bajo ese paraguas podrían caer también los chatbots y más aún los altavoces inteligentes, que pueden ser considerados robots (aunque robots software) y una de cuyas características diferenciales es precisamente su capacidad de comunicación y relación con los humanos en lenguaje natural, especialmente por voz. Y sin embargo, leída ya una cierta literatura al respecto, cuando se aplica al término robot social no se piensa en chatbots ni altavoces inteligentes, aunque apunto de mi cosecha que quizá habría que empezar a considerar el incluirlos y que no me extrañaría una cierta convergencia y solape no solo tecnológico sino como diseño de productos.


Más adelante, en uno de los primeros artículos del libro, se aporta una definición dada por Dautenhand y Billard  ya en 1999 y que dice:


Social robots are embodied agents that are part of a heterogenous group:  society of robots or humans. They are able to recognize each other and engage in social interactions. they possess histories (perceive and interpet the world in terms of their own experience), and they explicitly communicate with and learn from each other.


Esta definición aporta mucho más. En primer lugar, y creo que importante, nos habla de un 'embodiment' (materialización), es decir, de que esos robots tiene realidad física y eso parece excluir a los chatbots software, aunque quizá sea dudoso si esa característica excluye también a los altavoces inteligentes. Ese 'embodiment', especialmente cuando la forma que adopta el robot es humanoide, tiene mucha importancia en cuanto a las expectativas que el robot genera, en cuanto a sus capacidades de comunicación (que pueden incluir lenguaje no verbal como gestos) y en cuanto a la aceptación o no por parte de los humanos e incluso las relaciones afectivas que puede generar. 


La definición pone también mucho énfasis en la capacidad de interacción. Y llama la atención también alguna característica más avanzada como la experiencia, el aprendizaje, o la pertenencia a un grupo.


Aunque no se trata de una definición, se aporta alguna consideración adicional que ayuda a entender a que nos referimos:


Social robots will entertain, train, educate or simply interact with users in the same way as humans do.


Vemos aquí un poco a qué tipo de robots nos referimos, a qué tipo de cosas se dedican: asistencia, formación o mera interacción. Es decir, son robots con capacidad avanzada de interacción con los humanos y en general pensados, no tanto para una labor de naturaleza industrial sino un poco, precisamente, a realizar labores de interacción con personas en otro tipo de ámbitos si se quiere menos profesionales o menos laborales y sobre todo, no industriales.


De hecho, como un subconjunto de robots sociales, se suele hablar de robots de servicio ('service robots'). ¿Que es un service robot? En este caso disponemos de una definición procedente de un estándar, en concreto la definición aportada en la norma ISO 8373. En ella se dice que un 'service robot' es:


a robot that performs useful tasks for humans or equipment excluding industrial automation aplications.


Donde se destacan sólo dos aspectos: el primero que hace algún tipo de trabajo, es decir, no es mero entretenimiento, pero, eso sí, no se trata de un robot industrial. Cabe citar, por su popularidad, que por ejemplo a los robots aspìradora, tipo Roomba, se les considera 'service robots'. ¿Es un robot aspiradora un robot social? Lo cierto es que sus capacidades de comunicación no son muy amplias, aunque también es cierto que eso no es por limitaciones de tecnología sino porque, como concepción de producto parece que no las necesita. Eso sí, es un robot que presta servicios y lo hace típicamente en el hogar.


Con lo visto, creo que, desde un punto de  vista académico, lo que es un robot social queda con unas fronteras algo abiertas. Sin embargo, en el fondo no resulta demasiado difícil entender de qué estamos hablando. Hablamos de robots físicos (no es extraño que incluso aspecto humanoide), hablamos de robots que no están pensados para fabricación, sino para ayuda en el hogar o entornos no de producción y hablamos de robots que suelen tener capacidades avanzadas de comunicación e interacción con humanos, porque entre sus labores habituales están cosas como formación, asistencia a ancianos o personas con discapacidad, entretenimiento, recepción a personas en hoteles o eventos y cosas así.


Unos robots que creo que van a florecer y ser más y más abundantes en no tanto tiempo, y unos robots que plantean algunos temas muy interesantes no solo en lo tecnológico (que en muchos aspectos es común con otras áreas de la robótica, lingüística, comunicación o inteligencia artificial), sino también en lo social, lo antropológico y lo ético.


1 comentario: